La pignoración como desarrollo empresarial

Posted by Jose Garcia
Category:

La forma milenaria en la que las empresas, grandes y pequeñas, han conseguido liquidez adicional ha sido a través de Préstamos Bancarios. Sin embargo, y producto de una serie de circunstancias comunes tanto del sector financiero como del financiamiento solicitado, muchas veces las instituciones financieras son exigentes y requieren colaterales o garantías adicionales para ofrecer este producto.

Allí es donde inicia la magia para quienes venden productos tangibles: con la Pignoración de Inventario. Si nuestro volumen de ingresos o nuestras garantías de pago no ofrecen todos los requisitos deseables que nos requiere la entidad bancaria, podemos acudir a nuestro inventario que está en el almacén, ofreciendo una garantía colateral más de pago, que nos puede ayudar a conseguir ese préstamo que deseamos y simultáneamente mejorar las condiciones del mismo. 

¿Qué significa “Pignorar” o Hipotecar el inventario?

La palabra “Pignoración” deriva del latín “pignora”, que básicamente significa garantía. Pignorar no es más que dejar en prenda uno o varios de nuestros bienes como una forma adicional de garantía de pago, generalmente ante una entidad financiera (Banco). Por ello, los inventarios son activos corrientes que también pueden ser constituidos como garantías admisibles que respalden facilidades de crédito comercial, convirtiéndolos así en capital de trabajo para el crecimiento y dinamización de las empresas.

 En este proceso, cuando la garantía es un inventario avalado por un Certificado de Depósito de Inventario (CDI), el empresario puede endosar el mismo a una entidad bancaria como garantía de un préstamo comercial para obtener capital de trabajo. También, cuando el perfil del solicitante no tiene una garantía inmobiliaria que ofrecer, puede acceder a efectivo a través de su inventario.

Al pignorar, obtienes un financiamiento que utiliza como garantía real tu inventario.

¿Por qué Pignorar o poner tu inventario como garantía para obtener un préstamo bancario?

Para el comerciante que solicita el crédito:

  • Logras sacar provecho del valor de algo que ya posees, lo que te permite acceder de manera rápida al crédito en cuestión.
  • Mejoras en las tasas de interés producto de un mejor perfil financiero.
  • Eficientiza la reposición del inventario.
  • Puedes obtener descuentos con el proveedor por compras en volumen usando el crédito obtenido.
  • Pero sobre todo, aportas al DESARROLLO DE TU EMPRESA, pues puedes seguir comercializando la mercancía pignorada (sin detener tus operaciones).

Para la institución que concede el crédito:

  • El inventario del comerciante constituye un activo admisible en hasta un 90% de su valor, según las normas bancarias.
  • Eliminación de riesgos colaterales.
  • La garantía se constituye de forma rápida.
  • El Certificado de Depósito de Inventario (CDI) es un instrumento mucho más seguro que los tradicionales.

¿Cómo sé si mi inventario se puede poner en garantía?

Para ayudar a los empresarios a aclarar esta interrogante, hemos creado un formulario que nos permitirá analizar su inventario y determinar si el producto es pignorable o se puede poner garantía para un préstamo comercial y obtener capital de trabajo.

Da click para descubrir si tu inventario es pignorable

Puntos claves:

  • La pignoración no sustituye el préstamo, lo optimiza, agregándole una garantía valiosa que le aporta beneficios adicionales, no posibles bajo otro modelo.
  • Para acceder a este mecanismo, el empresario necesita que el Certificado de Depósito de Inventario le sea expedido por una empresa certificada para hacerlo (como Deansa).
  • Para los bancos: Los financiamientos a través de Certificados de Depósito de Inventario representan uno de los mecanismos financieros más seguros y rápidos.
  • Para los empresarios: Pignorar su inventario permite impulsar las operaciones de su empresa accediendo a financiamientos con una menor tasa de interés y con beneficios adicionales.

 Deansa Dominicana